Deja tu intuición te dice que es la

Deja que tu corazón te indique el camino”Ten el coraje de seguir tu corazón y tu intuición.Ellos saben de alguna manera lo que realmente quieres ser.Todo lo demás es secundario”– Steve Jobs Si bien  no debemos dejarnos llevar ciegamente por nuestras pasiones, sí debemos dejar que el corazón nos indique el camino porque él, de alguna manera, sabe muy bien lo que quiere y lo busca. Parte de tener éxito depende de nuestra capacidad para comprometernos con lo que nos dicta el corazón, aunque no de manera impulsiva o temeraria, sino de tal modo que sepamos y tengamos muy presente qué es lo que queremos hacer con nuestras vidas.Déjate llevar deliberadamente por las cosas en las que creer fervientemente, sin importar que no sepas si los proyectos que quieres comenzar tendrán o no éxito. Lo importante es que el viaje que vayamos a emprender concuerde con aquello que realmente queremos hacer en la vida.¿Alguna vez has sentido que debes tomar una decisión que no parece tener lógica alguna? Una decisión a la que podrías encontrarle mil argumentos en contra, pero que aún así tu intuición te dice que es la mejor opción. Seguramente te ha pasado al menos una vez en la vida. Esto puede resultar bastante confuso y contradictorio; después de todo, las contiendas entre el corazón y la razón nunca son sencillas. Lo más importante, en estos casos, es saber que la intuición no siempre debe ser descartada por parecer impulsiva, y así lo demuestra la historia de Steve Jobs, fundador de la Apple.Para Jobs, la decisión de abandonar sus estudios fue el inicio de su exitosa trayectoria. Aunque, claro, que haya funcionado para él no significa que funcionará para todos. Cada uno de nosotros somos los responsables de decidir qué camino tomar y qué es lo que nos conviene más. Aún así, Steve Jobs es la prueba de que se puede tener éxito si eres fiel a tus instintos.La importancia de no descartar lo que nos dicta el corazón radica en que los razonamientos lógicos que podamos tener probablemente estén altamente influenciados por la opinión de otros, los valores morales y las normar de la sociedad. En cambio, nuestras intuiciones son algo totalmente nuestro, y si creemos en ello y estamos dispuestos a luchar por ello, tal vez válgala pena apostar por ello,  ¿no lo crees?¿Estamos destinados a tener éxito?”No he fracasado, he encontrado10.000 maneras  que no funcionan” – Thomas Edison.Hay quienes creen en la suerte y piensan que ciertos eventos de la vida suceden por causa del azar. Esto implica que cualquier cosa podría pasar y afectar, para bien o para mal, nuestras vidas  sin que haya un verdadero propósito tras de ello. Por otro lado, hay personas que eligen creer que hay una razón para cada acontecimiento, pero solo puede ser entendido con el paso del tiempo o con un estado de conciencia superior. También existen quienes prefieren creer que el destino de está escrito y que la vida de todos gira en torno a que ese destino se vuelva realidad.Yo, por mi parte, opino que creer en la suerte les da la libertad a ciertas personas para deshacerse de sus responsabilidades con la excusa de que la vida les ha puesto en su camino circunstancias desafortunadas. Por este motivo prefiero creer que si bien todos nacemos obligados a vivir en determinadas circunstancias y que poseemos con inclinaciones que nos conducen a tomar ciertas decisiones, todos tenemos la posibilidad de elegir y de actuar sobre las situaciones que se nos presentan, bien sea para aceptarlas o cambiarlas.No todo en la vida es cuestión de suerte y no todo está predispuesto, cada uno de nosotros tiene el poder para cambiar su suerte y su destino también. Siempre y cuando seamos fieles a nosotros mismos y trabajemos duro por alcanzar nuestras metas.Pero, ¿qué pasa cuando no logramos aquello que nos proponemos? ¿Ello nos convierte en unos perdedores? No, por supuesto que no e incluso podría ser todo lo contrario. No hay duda de que el camino hacia el éxito sencillo. Nadie decide emprender un negocio con la idea de que va a fracasar, pero todos sabemos que es una posibilidad. Aún así, si no nos arriesgamos y tomamos el riesgo, jamás  podremos tener éxito. Es normal tener miedo fracasar, pero no podemos dejar que eso nos detenga.Vivimos en una sociedad en la que el fracaso es mal visto y es también motivo de vergüenza, así que es comprensible que la mayoría no sepa lidiar con él. Debemos aprender a ver los errores como lo que son realmente: oportunidades para revaluar nuestras ideas, procedimientos y estrategias para así hacer los ajustes que hagan falta para tener éxito. Si dejamos que el miedo a equivocarnos nos domine, estaremos apagando nuestra voluntad y motivación para emprender.Las personas exitosas ven al fracaso como una ventana para poder tener un nuevo comienzo, pero esta vez sabiendo qué salió mal la última vez y cómo evitar que ocurra nuevamente. Para muchos casos de éxito como Bill Gates, Steve Jobs, Walt Disney y Stephen King, el fracaso fue un paso necesario para convertirse en empresarios exitosos y de renombre. “El fracaso es simplemente la oportunidad de comenzar de nuevo, esta vez de forma más inteligente” – Henry Ford, fundador de la Ford Motor Company.¿Qué pasa si no tengo metas definidas?No te desesperes si no tienes metas definidas por eso lo quiere decir que vayas a pasar toda tu vida sin un propósito. Si bien para tener éxito es necesario saber cuáles son nuestros objetivos y qué queremos lograr en la vida, eso no quiere decir que todos tengamos que tener eso claro de buenas a primeras. Tómate tu tiempo para conocerte más a ti mismo y saber qué cosas son importantes para ti. ¿Con qué sueñas? ¿Cuáles son tus intereses? ¿Qué te mueve o qué te apasiona? Si tuvieras que hacer algo por el resto de tu vida, ¿qué sería? ¿En dónde te ves a ti mismo en 10 años? Todas estas preguntas son un buen punto de partida para definir tus intereses. Si no sabes quién eres, muy difícilmente sabrás qué quieres o a dónde quieres llegar. Una vez que estemos conscientes de nuestras pasiones, intereses y el lugar hacia el cual queremos dirigirnos, entonces será más fácil identificar y establecer metas que nos ayuden a llegar hasta ahí. Recuerda que antes de emprender, debemos saber muy bien cuál es nuestro punto de partida porque sin ello jamás podremos reconocer el camino que debemos tomar para lograr nuestros sueños.Ciclos de vidaNo es un secreto para nadie que los seres humanos tenemos un ciclo de vida corto, pero lo que tal vez se nos olvida con frecuencia es que fuimos colocados en esta tierra por una razón. ¿Cuál es tu misión? ¿Alguna vez te has planteado esta pregunta seriamente? Si no lo has hecho, este es el momento perfecto para hacerlo.Si analizamos los ciclos de vida desde la perspectiva de la naturaleza, seguramente notaremos el patrón intrínseco de supervivencia de nosotros los seres humano. Todos los seres vivos, incluyendonos, tienen el propósito de nacer, crecer, reproducirse y morir. Esta es una cadena cuyo fin es asegurar la consecución de las especies. Sin embargo, la sociedad nos ha vendido la idea de que nuestro ciclo es nacer, ser registrados y condicionados para el consumo, crecer, comprar teléfonos inteligentes para reírnos de videos estúpidos, ver noticias, acumular riquezas sin sentido alguno, trabajar de 9am a 5pm, vender nuestro tiempo al más bajo costo, enfermar de cáncer por comer demasiadas papas fritas y morir en un asilo con lo poco que pudimos ahorrar durante nuestro tiempo productivo. Tal vez suene duro y seguramente no es agradable ser tan directos al respecto, pero esto es un llamado de atención. Los ciclos de nuestra vida no tienen que ser los que la sociedad nos imponga.¿Nunca te has parado a preguntarte si esto es todo lo que hay en la vida? Las personas exitosas son aquellas que ven, piensan y dan pasos más allá de estos ciclos impuestos. Son aquellos que no se conforman con una calidad de vida promedio porque saben que la vida tiene mucho más para ofrecer y, más aún, que con trabajo duro puede conseguir cualquier cosa que se propongan.

Comments are closed.